jueves, 14 de mayo de 2020

Lo que nunca creí que viviríamos...Parte V


Viernes 3 de Abril de 2020

El día transcurre con "normalidad", mi madre sigue igual, le han repetido la placa y analítica.
No ven cambios pero siguen diciendo que es buena señal y que además es buena noticia no haber empeorado.
Es el 4º día de tratamiento y dicen que hasta el 5º-6º no se notarán cambios significativos así que debemos estar "tranquilos".

Respecto a mi abuela paterna sigue igual, con un poquito de sedación tranquilita en casa.
Mi padre y sus hermanos si han ido pasando a verla, viven cerca y como no es por Covid-19 con las medidas de precaución han ido.

A media mañana me llama mi madre y me pide que cambie unas visitas médicas que teníamos la semana siguiente con mi abuela materna porque no es momento.
Hago las llamadas y como ya es tarde cuando consigo hablar con el médico, toman nota y me dicen que me llamarán el lunes a primera hora para reprogramarlo todo.

A media tarde mi padre llama a mi hermana, mi abuela materna se ha caído yendo al baño y él solo no puede levantarla.
Mi hermana y mi cuñado van y la levantan. Dice que llevaba mal puesta la zapatilla y por eso ha resbalado...

Sobre las 20:30 de la noche me llama mi padre a mi esta vez, mi abuela se ha vuelto a caer, no entendemos que puede haber pasado otra vez, así que esta vez decido ir yo con mi cuñado.
Mi marido se queda dando de cenar a mis hijos, y mi hermana a sus hijas. 
Además mi hermana en momentos de tensión y tal se bloquea así que como veo algo raro en todo esto voy yo.

Entre mi cuñado, mi padre y yo la levantamos, ha sido yendo al baño, así que la ayudo a hacer pipí y la llevamos a la habitación.
La noto fatigada, ella dice que es del esfuerzo pero yo no estoy tranquila así que llamo al 061 para que venga un médico.
Les comento que 3 días antes mi madre ingresó por Covid-19 en el hospital y ahora mi abuela de 91 años está muy muy floja, muy fatigada...que bueno...me dicen que vendrán.

Esperamos 5 horas....no ha aparecido nadie, desde que está en la cama durmiendo ya está más tranquila, no tiene fiebre, no respira con dificultad, así que vuelvo a llamar y me comentan que dadas las horas que son (las 3 a.m.) ellos esperarían y a las 9 a.m. llamarían al centro de Salud para que vinieran.

Seguimos sus recomendaciones y hacemos eso, me llevo los datos sanitarios y a las 9 llamaré al centro de salud.


Sábado 4 de Abril de 2020

A las 9:00 llamo al Centro de salud, me llamará un médico en unos minutos para que les cuente y decirme que hacer.
Me llama la doctora y me comenta que sobre las 12:00 vendrá un médico a casa mi madre a visitar a mi abuela y valorar.

Sobre las 11:30 me acerco a casa de mi madre, se que estamos en confinamiento pero mi padre está solo con todo esto, y además tiene a la vez a su madre muriendo también...

Cuando llego veo a mi abuela, está más fatigada que ayer otra vez, le tomo la temperatura, tiene 38...me asusto muchísimo aunque es cierto que lo intento no demostrar.
Poco antes de que venga la doctora me llama mi abuela, se le ha escapado el pipí, es muy extraño a ella no le pasa eso, pero no hago caso, la siento en la cama, de la cama a una silla y la lavo y cambio de ropa.
Cambio toda su cama, con guantes y mascarilla, además es que qué voy a hacer?? Realmente ni lo pienso, me voy cambiando los guantes cada 2 por 3, me lavo y desinfecto las manos todo lo que puedo pero vamos es que lo he de hacer.

Llega la doctora y confirma mis peores sospechas...en la auscultación se sospecha de una neumonía y de ser así seguramente sea por Covid-19....
Recordemos que mi abuela tiene 91 años y una insuficiencia renal severa, en el último control en febrero sus riñones funcionaban un 14%....

Para tomar la decisión mi madre ha pedido que la llamase y hablar con la doctora, ponemos el manos libre y entre las 3 comentamos que lo más cómodo para ella es ir al hospital (nos lo recomienda la doctora) ya que al menos ha de ponerle oxígeno. Y si algo queremos es que pase lo que tenga que pasar que esté cómoda.

Me piden la ambulancia, mientras le preparamos un papel a mi abuela con los números de contacto, le quitamos los pendientes, una bata, calcetines y unas zapatillas.
Enseguida llega la ambulancia, ponen a mi abuela en una silla de ruedas y en el portal la cambian a una camilla.
Les acompaño en todo esto, me niego a dejar a mi abuela sola, ya se que solo podré ir hasta la puerta de la ambulancia pero no dejo de decirle a mi abuela desde lejos que se ha de poner bien, que en cuanto se ponga buena y acabe el confinamiento tenemos que ir a celebrar su cumpleaños! Me dice que si, que y tanto! No se cuantas veces le he dicho que la quiero. Y ella me lo dice a mi.

Tengo la imagen de mi abuela tumbada en la camilla subiendo a la ambulancia, tengo una sensación muy muy extraña en todo el cuerpo, le digo que la quiero, y no puedo evitarlo, se me caen las lagrimas, es la primera vez desde anoche cuando empecé a sospechar que algo no iba bien que me permito derrumbarme.

Subo a casa de mi padre ya que he dejado mi bolso y todo allí y sigo llorando, no puedo evitarlo, tengo un dolor dentro...
No se si será la última vez que he visto a mi abuela con vida, pienso que ayer noche tendríamos que haber insistido más para que viniera alguien, no se, no puedo evitar sentirme culpable.

Se que realmente no tengo la culpa nada pero no lo que la mente hace en estos casos...

Continuará...




1 comentario:

  1. Asusta mucho, y no teníamos (ni tenemos) mucha información. Yo hubiera hecho lo mismo. Besos, y no soy muy de darlos.

    ResponderEliminar