miércoles, 3 de junio de 2020

Lo que nunca creí que viviríamos...Parte VIII

Y ya va tocando seguir la historia.

Entre la última publicación y esta han pasado unos cuantos días pero es que me está costando, por una parte me está yendo bien, soltarlo, escribo y saco un poco lo que llevo dentro que va muy bien pero por otro lado como que lo vuelvo a "revivir" y claro afloran sentimientos aún más...

Después de ese 5 y 6 de Abril que quedarán marcados en la memoria de mi familia fueron pasando los días, y aunque intentábamos recuperar la "normalidad" porque yo tengo niños pequeños en casa y mi hermana igual y por ellos...pues se intentaba.

Tampoco ayuda el no poder estar junto a los tuyos, el no poder abrazar a mis padres ni a mi hermana...vivir el duelo por teléfono...tampoco el tener a mis abuelas en depósitos (bueno sus cuerpos) una 7 días y la otra 9...y no poder hacerles una despedida....no se, es algo que tendremos que superar aunque va a costar y costará mucho.

Martes 7 de Abril de 2020

Paso el día mal, es evidente, hablo mucho con mi hija porque quiero ser sincera pero claro tiene 5 años y no lo entiende, me ve llorar, no me escondo quiero que vea que estoy mal y que lo entienda pero claro pobrecita mía...en fin, aunque intento llevarlo de forma natural delante de ella si que es cierto que me corto un poco y no le cuento todo.

Por la tarde estoy agotada, y eso que no he hecho nada pero no puedo con mi cuerpo, me siento en el sofá con la esterilla porque tengo la espalda destrozada y me duele muchísimo la cabeza..mi marido insiste en ponerme el termómetro, tengo 37'2 no es preocupante y le digo que no se preocupe, llevo mucho acumulado y no tengo ni tos ni nada parecido.
Esa noche prontito me tomo un paracetamol y me voy a la cama.

Miércoles 8 de Abril de 2020

Me levanto bastante bien, tengo el dolor de espalda pero no tengo ni fiebre ni nada más, solo el dolor de espalda pero estoy convencida que me viene de las cervicales que las tengo muy cargadas y me va como para abajo el dolor.

Van pasando los días y es muy extraño por las tardes llega un momento en el que ya no puedo con mi alma, y algún día voy teniendo alguna décima aunque poca cosa, no le doy mucha importancia la verdad.
Eso si, me quedo en casa (como debe ser) y esa semana la compra de la semana la hace mi marido.


Domingo 12 de Abril de 2020 

Ese día entierran a mi abuela materna, se me hace un día muy muy duro, no se merece esa despedida pero es lo que nos ha tocado.

Lunes 13 de Abril de 2020

A media tarde no puedo más, le digo a mi marido que necesito estirarme, me pongo el termómetro y estoy a 37'6 y no baja, no es mucha fiebre pero teniendo en cuenta que yo soy de estar a 35'5 normalmente así que me lo noto y decido que mañana llamaré a mi doctora. (Hoy era fiesta en mi comunidad)

Martes 14 de Abril de 2020

Hoy entierran a mi abuela paterna, tampoco puedo ir. Tampoco se merece esta despedida...

Me levanto bastante bien! Hoy me reincorporo después de los 2 permisos por fallecimiento y creo que me va a ir bien, las horas que esté tele trabajando me ayudarán a desconectar.

Yo tengo reducción de jornada por cuidado de mis hijos y mi jornada es de 8 a 14. Cuando acabo voy a hacer la comida y aunque he pasado la mañana bien me empiezo a notar un ardor muy extraño al respirar.
Me arde el cuello cuando respiro y si intento respirar hondo me da un poco de tos. No es gran cosa pero...ya no espero más.
Llamo a mi centro de salud y mi doctora cuando me devuelve la llamada me dice que vaya, que me visitarán, hay que controlarlo.

No está lejos mi CAP pero como estoy tan cansada cojo el coche y voy hasta allí.
Me toman los datos y les cuento la historia, con mi madre no he estado en contacto pero si con mi abuela, la tuve que ir a ayudar porque mi padre solo no podía y pese a que fui protegida...

Me miran la saturación, saturo bien.
Me miran la fiebre, en ese momento no tengo.
Cuando me auscultan ahí me dicen que no les gusta la auscultación. Me hacen el volante para ir al CUAP para realizar una radiografía.
En el volante ya pone, posible neumonia bilateral por COVID-19....

En ese momento, mientras voy al coche, me vengo abajo, no puede ser....
Voy al CUAP y me hacen la radiografía, enseguida me llama el doctor y me lo dice.
"La neumonia por COVID es muy característica, forma unos círculos blancos en los pulmones"...y justo al decirme eso le da la vuelta  a la pantalla...mi radiografía muestra en los dos pulmones los famosos circulitos....

En su opinión soy un caso clarísimo de tener COVID pero me tiene que mandar al hospital para que me hagan la prueba, otras pruebas y valoren si hay que ingresar o no.

En ese momento es cuando llamo a mi marido y se lo cuento, él lleva 1 hora sin saber de mi y no sabía nada, pobre mío, le dejo roto, y encima no me puede acompañar ni nada...
También tengo que llamar a mis padres, no saben nada...cuando se lo digo mi madre se pone a llorar, coge el teléfono mi padre porque ella no puede hablar...y le pasa lo mismo. 
Me mata decirles eso, me siento culpable por hacerles pasar por esto...

Llamo también a mi hermana y bueno más de lo mismo.

Me voy al hospital, al llegar me hacen pasar a una sala especial, me comprueba saturación, fiebre, y toman los datos enseguida me llamarán.
Me pasan y me hacen electrocardiograma, analítica completa y PCR.

En un par de horas me dicen.

En la sala de espera estoy tranquila, en realidad soy la más tranquila de mi familia, el estar sola aunque se hace más duro a la vez me deja pensar y hacerme a la idea.
Organizo en mi cabeza como hacerlo con mi marido y los niños. Le pido a mi hermana que se ocupe de hacer algunas papillas para mi niño y se las deje en el felpudo a mi marido (vivimos en la misma escalera) ya que él no le veo en condiciones y me quede en el hospital o me aislen en casa mi niño ha de comer y mi marido para él y la niña se puede apañar rápido pero el niño ha de tener más normalidad.


A las 2 horas y media me confirman que aunque aún no tenemos el resultado de la PCR soy caso claro de COVID. 
Tengo la "suerte" de no necesitar oxígeno por lo que me puedo ir a casa, eso si, aislada en una habitación.

Me voy a casa con la famosa azitromicina + hidroxicloroquina y me harán seguimiento telefónico. Al mínimo signo preocupante debo llamar de inmediato a un número que me facilitan.

Llamo a mi marido que está esperando las noticias como agua de mayo y sin saber aún que decirle a la niña.
Habíamos hablado que si yo me quedaba hospitalizada me traía una bolsa con varias cosas y se llevaba nuestro coche que claro, me lo había llevado yo.

Al no quedarme de camino al coche le llamo y le cuento eso, y organizamos.
Tenemos un sofá que se abre y se puede dormir cómodamente así que sacará la cuna del niño al comedor y él se ocupará de todo claro.
Yo me aislaré en nuestra habitación y hablaremos mediante videollamada, y esas cosas.
Le explicamos a la niña por el altavoz del móvil que yo voy a volver pero que no me podrá ver, lo entiende pobrecita, y dice que al menos podrá hablarme por la puerta y hacerme dibujitos.

Llamo a mis padres y mi hermana, se alegran de que me vaya a casa, todo y la preocupación como es normal.

Cuando pensábamos que ya podíamos empezar a recuperarnos...vuelve a empezar otra época dura, mi confinamiento dentro del confinamiento de todos...

Continuará...(y ya espero que será el último post referente a esta dura época)

martes, 19 de mayo de 2020

Lo que nunca creí que viviríamos...Parte VII

Y retomo la historia de ese mes de Abril que ojalá pudiera borrar de mi vida, se que no podrá ser, pero también se que mi vida nunca va a ser igual por su culpa, su maldita culpa, y le odio.
Si! Odio el mes de Abril de 2020.

Lunes 6 de Abril de 2020

Me despierto temprano, pido el permiso retribuido por fallecimiento de mi abuela.
No voy a poder hacer nada, no hay velatorio, ni entierro hasta no sabemos cuando, y total no voy a poder ir por las restricciones pero al mi cabeza necesita descansar, no me veo tele trabajando hoy la verdad.

Cuando se llevaron a mi abuela materna al hospital les dimos unos números de contacto, yo soy el primero ya que mi madre al estar hospitalizada no puede ser su primera opción a poder ser.

Llevo toda la mañana que estoy levantada y voy haciendo por mis hijos pero realmente me hubiera quedado en la cama, el fallecimiento de mi abuela y todo lo demás me ha dejado hecha polvo.

Sobre las 9 y poco de la mañana me llaman para modificarme las visitas médicas de mi abuela materna (era la consulta de nefrologia) que intenté cambiar el viernes pasado.
Les comento que mi abuela ingresó el sábado y que la tiene allí mismo en el hospital desde el que me llaman.
Se queda a cuadros la señora que me llama, pasa nota a la doctora para que vaya a visitarla, y eso hace. Le preocupa la situación de los riñones de mi abuela.

Sobre las 11 y poco me llama un médico, y me comenta que la situación que tenía mi abuela hasta ese momento era estable dentro de la gravedad pero que ya no es así, mi abuela ha entrado en una situación de no retorno.
Sus riñones ya no funcionan y están siguiéndole otros órganos.
Por su patología y su edad no es candidata a la UCI, tampoco serviría de nada está al borde del fallo multi orgánico debido al virus.
En pocas palabras, me ofrecen ponerle tratamiento paliativo para hacer que esté lo más cómoda posible.

Le pido que por favor no sufra, que no sufra y le ruego que me deje ir.
No me lo puede permitir, eso no, pero me asegura que habrá con ella en todo momento alguien y que no sufrirá que van a hacer lo posible para que esté cómoda.

Me toca el trago de llamar a mi madre y contarle la situación, las dos lloramos, no puedo evitar pedirle perdón 800 veces, mi madre me dice que por qué le pido perdón, y es que no puedo evitar pedirle perdón por darle esas noticias sobre su madre.
Se lo cuento a mi padre también al que llamo, le pregunto como está por lo de su madre y le cuento lo de su suegra, pobre mi padre, es que no le salen las palabras, está devastado, como todos claro.

A mi hermana me cuesta un mundo contárselo, por su manera de ser me cuesta muchísimo, pero lo he de hacer, la llamo y no se cuanto rato estamos llorando...está siendo aún más horrible de lo que esperaba.

Ahora solo nos queda esperar, y las horas van pasando pero mi corazón cada vez está más roto...


Sobre las 15:00 del mediodía me vuelven a llamar la han sedado un poquito para que esté tranquila del todo, es cuestión de horas...

A los pocos minutos me llama mi madre, le acaban de dar el alta. Mi padre va a recogerla al hospital, al menos...podrá esperar la llamada del fallecimiento de su madre en su propia casa y con mi padre, aunque ella se deberá confinar en una habitación pero...

A las 16:30 llega la temida llamada, mi abuela materna ha fallecido....
En menos de 17 horas han fallecido mis dos abuelas.

Quedamos todos devastados, es horrible lo que nos está pasando, en menos de una semana nos ha coincidido mi madre ingresada, mi abuela paterna acabándose, mi abuela materna también ingresada...y el resultado final es fatídico.

Si mi abuela paterna da la casualidad que falleció el mismo día de mes que mi abuelo paterno...malditas casualidades mi abuela materna ha fallecido el 6 de Abril..mi abuelo materno falleció un 6 de Diciembre de 2008...

No puedo ni describir los sentimientos que tengo, no puedo evitarlo, me alegra que mi madre esté en casa pero lo de mis abuelas...no puedo de verdad, no puedo describirlo.

Mis padres han perdido a sus madres en menos de 17 horas los dos, es que no consigo comprender como ha podido pasar todo esto junto, no se como podremos recomponernos de todo esto.

Continuará...


sábado, 16 de mayo de 2020

Lo que nunca creí que viviríamos...Parte VI

Retomando donde lo dejé en el post anterior...

Sábado 4 de Abril 2020

Mi abuela se ha ido para el hospital sobre las 13:15 del mediodía.
Mi hermana que ha venido a casa de mis padres cuando la he avisado porque ha querido decirle, aunque haya sido de lejos, adiós a mi abuela.

Solo la dejo venir con la condición de que no llore delante de mi abuela, que por favor se ha de controlar. Mi hermana es de una manera que no sabe mantener la cabeza fría, pero esta vez me promete que así lo hará.
Viene y de lejos le dice adiós.

Cuando yo consigo recomponerme después de haber ido hasta la ambulancia con mi abuela empezamos a limpiar, cogemos guantes nuevos, mascarillas, agua y lejía y limpiamos a fondo toda la habitación de mi abuela, el sillón donde siempre se sienta, el baño...todo lo que haya podido tocar.
Ahora más miedo tenemos por mi padre, él sigue sin síntomas pero tenemos miedo, mucho miedo.

Sobre las 16:30 llaman del hospital, está estable aunque los riñones han llegado en muy muy mal estado.
Está con un respirador y le hacen una vídeo llamada a mi madre para que pueda ver a su madre, por si acaso, no le dicen que se despida pero por si acaso...

Pasamos la tarde como podemos, llamamos mucho a mi padre que claro está solo en su casa, nosotras hemos limpiado y ya nos hemos ido para casa.

Por la noche después de cenar un número que no conozco me intenta hacer una vídeo llamada, la cuelgo, no se quien es, una segunda, vuelvo a colgar y pienso joer que pesados...hasta que me escriben desde ese número...es una enfermera del hospital que me quieren hacer una vídeo llamada para que veamos a mi abuela!!
Hablo con ella, me habla, me contesta...me voy a la cama más tranquila la verdad.

Domingo 5 de Abril 2020

Por la mañana la pasamos como podemos, todos nerviosos, pero no podemos hacer mucho más.
Llega una buena noticia, a mi madre le han retirado un poco el oxígeno y responde bien, si sigue bien por la tarde intentan retirarlo del todo!!! Por ese lado estamos eufóricos, es muuy buena noticia, por favor, necesitamos buenas noticias de todos lados!!!

Por la tarde hablamos con mi padre, mi abuela paterna sigue igual, él sigue bien, las noticias de mi abuela materna son que sigue igual, no ha empeorado.
A mi madre le quitan todo el oxígeno y todo evoluciona bien.
Nos dicen incluso que si sigue así es posible que mañana le den el alta.

Estamos cenando que me llega un WhatsApp, son las enfermeras del hospital, nos van a hacer vídeo llamada.
Mi abuela puede ver a mis hijos, mi marido, y a mi. De aspecto se la ve muy bien, nos habla, les dice cositas a mis niños, está animada...

Sobre las 23:45 de la noche me llama mi padre...acaba de fallecer mi abuela paterna...un día que llevábamos "bueno" se acaba de joder...

Aunque lo esperábamos el golpe es duro, mi yaya, la que creíamos indestructible, está claro que nadie lo es pero...no se, no lo esperábamos.
Mi padre se lo toma mejor de lo que esperaba, se va para casa su madre, el rato que puedan estar hasta que llegue el médico y se lleven el cuerpo, quiere estar allí, lo entiendo.
Yo estoy tentada de ir pero pensando con la cabeza fría es mejor que no lo haga así que me quedo en casa.

Me duele en el alma que mi padre vaya a tener que pasar por esto solo, acaba de fallecer su madre y va  a tener que volver a una casa solo ya que sus dos compañías están en el hospital.

Da la asquerosa casualidad que mi abuelo paterno, su marido, murió un 5 de Junio de 2002. Ha muerto el mismo día de mes...

Me voy a la cama, mi cuerpo necesita descansar y sobretodo mi cabeza, me cuesta mucho dormir, pero al menos descanso.
Intento leer para despejar la mente, es todo tan duro y todo tan junto....

Solo espero que al menos mañana mi madre pueda volver a su casa.

Continuará...


jueves, 14 de mayo de 2020

Lo que nunca creí que viviríamos...Parte V


Viernes 3 de Abril de 2020

El día transcurre con "normalidad", mi madre sigue igual, le han repetido la placa y analítica.
No ven cambios pero siguen diciendo que es buena señal y que además es buena noticia no haber empeorado.
Es el 4º día de tratamiento y dicen que hasta el 5º-6º no se notarán cambios significativos así que debemos estar "tranquilos".

Respecto a mi abuela paterna sigue igual, con un poquito de sedación tranquilita en casa.
Mi padre y sus hermanos si han ido pasando a verla, viven cerca y como no es por Covid-19 con las medidas de precaución han ido.

A media mañana me llama mi madre y me pide que cambie unas visitas médicas que teníamos la semana siguiente con mi abuela materna porque no es momento.
Hago las llamadas y como ya es tarde cuando consigo hablar con el médico, toman nota y me dicen que me llamarán el lunes a primera hora para reprogramarlo todo.

A media tarde mi padre llama a mi hermana, mi abuela materna se ha caído yendo al baño y él solo no puede levantarla.
Mi hermana y mi cuñado van y la levantan. Dice que llevaba mal puesta la zapatilla y por eso ha resbalado...

Sobre las 20:30 de la noche me llama mi padre a mi esta vez, mi abuela se ha vuelto a caer, no entendemos que puede haber pasado otra vez, así que esta vez decido ir yo con mi cuñado.
Mi marido se queda dando de cenar a mis hijos, y mi hermana a sus hijas. 
Además mi hermana en momentos de tensión y tal se bloquea así que como veo algo raro en todo esto voy yo.

Entre mi cuñado, mi padre y yo la levantamos, ha sido yendo al baño, así que la ayudo a hacer pipí y la llevamos a la habitación.
La noto fatigada, ella dice que es del esfuerzo pero yo no estoy tranquila así que llamo al 061 para que venga un médico.
Les comento que 3 días antes mi madre ingresó por Covid-19 en el hospital y ahora mi abuela de 91 años está muy muy floja, muy fatigada...que bueno...me dicen que vendrán.

Esperamos 5 horas....no ha aparecido nadie, desde que está en la cama durmiendo ya está más tranquila, no tiene fiebre, no respira con dificultad, así que vuelvo a llamar y me comentan que dadas las horas que son (las 3 a.m.) ellos esperarían y a las 9 a.m. llamarían al centro de Salud para que vinieran.

Seguimos sus recomendaciones y hacemos eso, me llevo los datos sanitarios y a las 9 llamaré al centro de salud.


Sábado 4 de Abril de 2020

A las 9:00 llamo al Centro de salud, me llamará un médico en unos minutos para que les cuente y decirme que hacer.
Me llama la doctora y me comenta que sobre las 12:00 vendrá un médico a casa mi madre a visitar a mi abuela y valorar.

Sobre las 11:30 me acerco a casa de mi madre, se que estamos en confinamiento pero mi padre está solo con todo esto, y además tiene a la vez a su madre muriendo también...

Cuando llego veo a mi abuela, está más fatigada que ayer otra vez, le tomo la temperatura, tiene 38...me asusto muchísimo aunque es cierto que lo intento no demostrar.
Poco antes de que venga la doctora me llama mi abuela, se le ha escapado el pipí, es muy extraño a ella no le pasa eso, pero no hago caso, la siento en la cama, de la cama a una silla y la lavo y cambio de ropa.
Cambio toda su cama, con guantes y mascarilla, además es que qué voy a hacer?? Realmente ni lo pienso, me voy cambiando los guantes cada 2 por 3, me lavo y desinfecto las manos todo lo que puedo pero vamos es que lo he de hacer.

Llega la doctora y confirma mis peores sospechas...en la auscultación se sospecha de una neumonía y de ser así seguramente sea por Covid-19....
Recordemos que mi abuela tiene 91 años y una insuficiencia renal severa, en el último control en febrero sus riñones funcionaban un 14%....

Para tomar la decisión mi madre ha pedido que la llamase y hablar con la doctora, ponemos el manos libre y entre las 3 comentamos que lo más cómodo para ella es ir al hospital (nos lo recomienda la doctora) ya que al menos ha de ponerle oxígeno. Y si algo queremos es que pase lo que tenga que pasar que esté cómoda.

Me piden la ambulancia, mientras le preparamos un papel a mi abuela con los números de contacto, le quitamos los pendientes, una bata, calcetines y unas zapatillas.
Enseguida llega la ambulancia, ponen a mi abuela en una silla de ruedas y en el portal la cambian a una camilla.
Les acompaño en todo esto, me niego a dejar a mi abuela sola, ya se que solo podré ir hasta la puerta de la ambulancia pero no dejo de decirle a mi abuela desde lejos que se ha de poner bien, que en cuanto se ponga buena y acabe el confinamiento tenemos que ir a celebrar su cumpleaños! Me dice que si, que y tanto! No se cuantas veces le he dicho que la quiero. Y ella me lo dice a mi.

Tengo la imagen de mi abuela tumbada en la camilla subiendo a la ambulancia, tengo una sensación muy muy extraña en todo el cuerpo, le digo que la quiero, y no puedo evitarlo, se me caen las lagrimas, es la primera vez desde anoche cuando empecé a sospechar que algo no iba bien que me permito derrumbarme.

Subo a casa de mi padre ya que he dejado mi bolso y todo allí y sigo llorando, no puedo evitarlo, tengo un dolor dentro...
No se si será la última vez que he visto a mi abuela con vida, pienso que ayer noche tendríamos que haber insistido más para que viniera alguien, no se, no puedo evitar sentirme culpable.

Se que realmente no tengo la culpa nada pero no lo que la mente hace en estos casos...

Continuará...




martes, 12 de mayo de 2020

Lo que nunca creí que viviríamos...Parte IV


1 de Abril de 2020
Lo primero que hago al levantarme es coger el móvil y mirar si mi madre ha usado WhatsApp, no quiero despertarla así que si veo que no la dejo y ella cuando despierte ya dirá algo.

Qué sensación tan rara tener a tu madre en un hospital y saber que está completamente sola y nadie puede ir a visitarla.
De momento sigue en un box de Urgencias pero a media mañana le dicen que la van a trasladar a un hospital que es privado pero como ahora las competencias son de Sanidad pública "utilizan" estos hospitales.

Por lo que nos dicen es bueno que la lleven a ese hospital, los casos que no son graves los llevan a los hospitales privados.
Podemos respirar un poco en ese sentido, parece que todo va bien.

Según nos dijo el médico cuando ingresó es que no está grave pero como necesita oxígeno ha de estar unos días.

2 de Abril de 2020
Al final llevaron a última hora de la tarde a mi madre al hospital privado y, bueno al menos ya está en una habitación.
Dice que el trato es muy bueno que la gente es encantadora.

El parte del médico sigue siendo bueno, no nos pueden decir que haya mejorado pero si que no ha empeorado lo que según el médico es buena señal.

La verdad es que seguimos a la que salta, el teléfono cada vez que suena lo miras como si fuera una bomba a punto de estallar.

Mi padre se sigue encontrando bien, y mi abuela materna también. De momento se siguen apañando muy bien.

A última hora de la tarde llegan más noticias, estas vez son de mi abuela paterna. Tuvo un ictus el 10 de Enero y desde entonces ya no va muy bien.
Ahora lleva unos días que no come apenas, casi no quiere estar despierta...
Ella siempre ha sido muy independiente y con 96 años vive sola en su casa! Bueno, miento sola no, desde hace 4 años la acompaña una mujer que la verdad es que es un amor, la trata genial y le aguanta todo lo que le hace y dice y solo que por eso ya es digna de admiración. Mi abuela es muuuy cabezona y muy suya. Anda que no costó que aceptase que Lina viviera con ella pero al final la quiere y todo jeje.

Lina llama a mi padre, la yaya respira muy mal y lleva todo el día que no ha querido comer nada y tampoco beber agua.
Va un médico y da malas noticias, no hay nada que hacer, es cuestión de días, horas, semanas...no se sabe, solo saben que ella misma se ha cansado de vivir y no quiere más, se está dejando ir pero como su corazón es muy fuerte...
Como está sufriendo le dan un poquito de sedación para que no lo pase mal, realmente no está sedada porque sigue conociendo y abriendo los ojos pero al menos está más tranquila.

No me lo puedo creer, se va a ir mi abuela, la que creíamos indestructible, hace 4 años nos llamaron para decirnos que nos fuéramos a despedir la familia porque tenía una infección muy grave en la sangre...y se recuperó!!! 
Pero esta vez parece en serio...

Me duele muchísimo, no puedo creerlo, y odio no poder estar junto a mi padre en esos momento. Me parece increíble que tenga que vivir eso estando él solo con su suegra en casa...

Nos siguen esperando días muy duros....



sábado, 9 de mayo de 2020

Lo que nunca creí que viviríamos...Parte III


Pues si, llegaron días que no esperábamos que llegasen, días que ojalá pudiéramos borrar del calendario para siempre pero que por desgracia...ahí están y siempre estarán.

Martes 31 de Marzo de 2020
Son las 10 de la mañana aproximadamente, estoy acabando la videollamada que tenemos día si día no para organizar el trabajo, mi turno de hablar justo ha acabado y me suena el móvil, veo que es mi padre, silencio el micrófono del portátil y lo cojo porque será rápido seguro.

"Hija, malas noticias, tengo que llevar a tu madre al hospital a ingresarla, tiene neumonía bilateral, seguramente por Covid-19"

Mi cara la ven mis compañeros, yo cuelgo y sigo con la videollamada "como si nada" pero evidentemente me han notado algo raro, me llegan los mensajes segundos después de colgar.
¿Estás bien? ¿Todo bien? ¿Ha pasado algo?

Soy bastante parca en palabras, no se gran cosa.

Consigo hablar con mi madre y me cuenta.
Lleva una semana encontrándose mal y con décimas de fiebre, llamó siguiendo el protocolo, la hicieron ir al Centro de Salud y allí le dijeron que era resfriado común, le dieron antibiótico porque es propensa a las neumonías y bronquitis pero al ver que no remite la fiebre la envían a hacer una radiografía.

En cuanto han tenido el resultado lo han visto claro, la neumonía por Covid-19 es muy característica, y lo han visto claro.
La saturación tampoco está muy allá así que no hay más opción, ir al Hospital que le toca.

Al llegar le hacen lo que marca el protocolo que tienen marcado, analítica completa, electrocardiograma, y PCR.
La ingresan porque necesita oxígeno, satura a un 94% que es poco, así que no hay opción.
Le empiezan a dar el tratamiento que es Hidroxicloroquina + Azitromicina, el primero dura 5 días, el segundo 3.

En principio ella se encuentra bien, y una vez lleva el oxígeno dice que nota alivio.

Tenemos el otro lado, mi padre se ha quedado en casa a cargo de mi abuela materna la cual tiene una insuficiencia renal severa por lo que ha de llevar una dieta muy estricta, no sabemos si mi padre va a ser capaz de hacerlo así que le llamamos y le preparamos comida para que caliente y ya está, que le dejamos en la puerta de casa. También hay que añadir la preocupación que sentimos porque cualquiera de los dos esté contagiado.
De momento como no hay síntomas..ni hablar de hacerles pruebas....

Cuando acaba el día, siento que ha sido eterno, la sensación que he tenido cuando he oído las palabras de mi padre han sido miedo, terror, he tardado en reaccionar, me ha costado un rato decirle a mi marido lo que había pasado, ni yo misma he sabido que sentir o hacer....
Cuando he conseguido reaccionar mi reacción ha sido llorar, todo el día he estado a la mínima llorando. He tenido momentos de hacer lo que tocaba en ese momento, hacer la comida, recoger, preparar comida para llevarle a mi padre y mi abuela, pasarle una lista de cosas que ha de preparar mi padre para que le podamos hacer llegar a mi madre...pero vamos lo que más tengo es miedo, miedo porque algo vaya mal, es mi madre, es joven, no puede irse...

Va a ser una semana muy larga, en principio nos han dicho que el tiempo estándar para estar ingresada es una semana así que esperar que quede en eso, eso significará que todo va bien...



Continuará...

martes, 5 de mayo de 2020

Lo que nunca creí que viviríamos...Parte II


11 de Marzo de 2020
La OMS declara la pandemia por el brote de Covid-19.
Mi abuela materna ese día cumple 91 años, un cumpleaños algo diferente ya que pese a que le puedo ver, como vengo de trabajar y del metro no me acerco a ella, me da miedo.
La felicito de lejos y ni un beso pero ella lo agradece igual.
Su cumpleaños como el de su hermano (era del 11 de Septiembre) están marcados por hechos históricos.
El 11S, el 11M y ahora la pandemia por Covid-19

12 de Marzo de 2020
Sobre las 11 de la mañana aparece la primera noticia, desde ese mismo día se cierran los colegios en Cataluña, había otras comunidades que ya lo habían hecho.
Yo estaba en la oficina cuando escuché la noticia, la primera impresión fue, miedo, impotencia, no saber que hacer...a las 2 horas aproximadamente en mi empresa nos dan las instrucciones, a partir del día siguiente se impone el teletrabajo para todos aquellos que podamos hacerlo.

Recojo mis cosas y me voy para casa que parece que me esté mudando pero no sabemos cuanto tiempo durará esto, hay que estar preparados.

Ese día cuando recojo a mi hija de clase todo lo que veo son padres que dudan, todos preguntamos lo mismo, sabéis algo más? Se volverá a abrir? Hay algún caso? Pero nadie sabe nada, nos despedimos hasta ¿dentro de 15 días?

13 de Marzo de 2020
Ese día nos levantamos, mi marido y yo nos ponemos a trabajar, hoy empieza la prueba de fuego, trabajar mientras están los dos niños por casa, una niña de 5 años y un niño de 13 meses.
Como es viernes mi marido tiene jornada intensiva, y bueno no ha ido tan mal, es el primer día y es la novedad, todo ha ido bastante bien.

14 y 15 de Marzo de 2020
Un fin de semana raro, tenemos fiesta pero no podemos salir a ningún sitio.
Debemos estar en casa toooodo el día, la niña lo pide pero lo acepta, en teoría son unos pocos días...

La noche del 14 de Marzo sale el Presidente y se decreta el Estado de Alarma, ya no se ve la perspectiva tan bien, ya lo decimos en casa, esto no es cosa de 15 días...

Los números no paran de subir, muchísimos contagios nuevos cada día, y por desgracia demasiadas muertes.
Demasiadas personas que mueren solas, sin la compañía de un familiar que les de la mano, sin un último beso que tanto necesita tanto la persona que se va como los que se quedan pero por desgracia es la situación que nos toca. El único "consuelo" es que sabemos que los sanitarios hacen lo posible porque no se vayan solos.


El confinamiento continuó y bueno, empezaron las tareas del cole, como a mi hija le gustan pues oye se las imprimimos y ella va haciendo, le gustan y se lo pasa bien, no se las imponemos y la verdad es que desde el cole tampoco presionan, siempre dicen lo mismo lo que los niños quieran hacer y les apetezca y es lo que hacemos.

21 de Marzo de 2020
Mi sobrina pequeña cumple 4 añitos! Pobrecita, quien nos iba a decir que íbamos a "celebrar" su cumple así, por videoconferencia y sin poder darle besos ni abrazos, ni tirones de oreja!!!
Por suerte, yo ya tenía su regalo y como vivimos en el mismo edificio le dejé en la puerta su regalito envuelto y al menos pudo tener alguna cosita pero claro...pobrecita mía!
Ella lo disfrutó y estuvo feliz pero siempre queda la espinita...



Pasan los días, y mi madre empieza a encontrarse mal, aunque no nos lo dice, solo lo saben ella, mi padre y mi abuela materna que vive con ella.
Llama al médico, la visitan y le dicen que es un resfriado común.
Como ha tenido varias neumonías en pocos años y tiene tendencia, le dan antibiótico y le hacen seguimiento telefónico...pero eso ya vendrá en otra publicación que sino esta se alargaría demasiado...